top of page

Terapia con luz roja o fotobiomodulación

Actualizado: 22 abr

Artículo orientado a todas las personas que desean entender o ampliar sus conocimientos, sobre como afecta positivamente la terapia con luz en el organismo. Con una descripción específica de la terapia con roja o fotobiomodulación


Terapia de cuerpo entero con luz roja o fotobiomodulación

Terapia de regeneración celular

 

Un poco de Historia de la terapia con luz


La fototerapia, en sentido estricto, es el empleo terapéutico de la luz. Este agente físico, la luz, acompaña al hombre desde que se inició su presencia en la tierra, es el responsable de la vida tal como la conocemos actualmente. Junto a los otros agentes físicos y químicos como el agua, el oxígeno y el magnetismo terrestre hacen que la vida sea posible.

El sol constituye una fuente de energía térmica que aporta condiciones cíclicas de luminosidad a las que se han adaptado numerosas plantas y animales, y proporciona radiaciones imprescindibles para desencadenar importantes reacciones químicas.

Desde épocas remotas, el hombre ha aprendido a utilizar los recursos terapéuticos de las radiaciones solares.

En un sentido amplio, la fototerapia incluye el tratamiento con luz visible, radiación infrarroja y ultravioleta, tanto en su forma natural de producción, considerando el sol como agente terapéutico (helioterapia) como en aquellas formas artificiales de producción de radiaciones infrarrojas o ultravioletas.


 

Emisión solar


El sol constituye la principal fuente natural de producción de luz y otras radiaciones de interés en fototerapia. La gran cantidad de elementos y transiciones energéticas que se producen en él hacen que su radiación sea muy variada.

La radiación solar que llega a la superficie terrestre está compuesta en el:

59% de radiación infrarroja (IR)

40% de luz visible

1% de radiación ultravioleta (UV)

Ello le confiere efectos diversos a la luz del sol, efectos fototérmicos, fotoluminosos y fotoquímicos.

Hoy día pueden conseguirse, por medios artificiales, prácticamente todos los componentes del espectro de radiación solar.

La radiación infrarroja (IR) incluye radiaciones cuyas longitudes de onda están comprendidas entre los 760 y los 15.000 nm. A efectos prácticos, los IR suelen dividirse en IR cercanos (60-1.500 nm) e IR largos (1.500 -15.000 nm).

La radiación UV ocupa la parte del espectro electromagnético existente entre la luz visible y los rayos X de menor energía. El límite con la luz visible se sitúa en torno a los 400 nm, que es el límite de percepción visual del color violeta. Puesto que el límite es fisiológico, algunos autores lo sitúan entre los 400 y los 390 nm.


El sol es la principal fuente natural de esta radiación; emite en una amplia gama de frecuencias UV.

Los efectos biológicos son muy variables y están en función de la longitud de onda; por esta razón, el espectro ultravioleta se subdivide en tres regiones: UV-A: 400-320 nm UV-B: 320-290 nm UV-C: 290-200 nm

La luz visible constituye la gama del espectro perceptible por la retina humana. En condiciones normales, comprende longitudes de onda desde 780 hasta 400 nm, situados entre la radiación IR y UV. La luz «blanca» es, en realidad, una mezcla de diferentes colores (los del espectro visible), cada uno de ellos con diferentes longitudes de onda. Normalmente, se habla de los siete colores espectrales: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Éstos son distinguibles con cierta facilidad en la descomposición de la luz blanca, tanto de forma artificial, utilizando un prisma, como natural, cuyo ejemplo más conocido es el arco iris. Cada uno de estos espectros luminosos tienen propiedades terapéuticas distintas (Cromoterapia).



Esquema físico de la luz


Cómo funciona la terapia con luz


La Terapia de Fotobiomodulación (TFBM) es la aplicación de la luz que abarca todas las longitudes de ondas (Infrarrojo – luz visible – ultravioleta) sobre todo las de longitudes de onda roja e infrarrojo cercano con fines terapéuticos actuando en la activación de los sistemas biológicos de ciertas proteínas receptoras de luz, llamadas mitocondrias.

La Fotobiomodulación con luz láser de baja intensidad (LLLT) funciona según el principio de inducir una respuesta biológica a través de la transferencia de energía, en el sentido de que la energía fotónica suministrada al tejido por el láser modula los procesos biológicos dentro del tejido.

La energía luminosa se transmite a través del espacio como ondas que contienen pequeños "paquetes de energía" llamados fotones.

Cada fotón contiene una cantidad definida de energía dependiendo de su longitud de onda (color). los fotones azules tienen más energía que los fotones verdes y estos más energía que los rojos o NIR.

Los fotones que se absorben interactúan con una molécula orgánica o «cromóforo» ubicado dentro del tejido.

La absorción de los fotones por las moléculas cromófobas conduce a estados excitados electrónicamente, y en consecuencia puede conducir a una aceleración de las reacciones de transferencia de electrones.

Más transporte de electrones conduce necesariamente a una mayor producción de energía ATP por parte de la cadena respiratoria mitocondrial.

El aumento inducido por la luz en la síntesis de ATP y el aumento del gradiente de protones conduce a un aumento de la actividad de las bombas Na + / H + y Ca 2+ / Na +antiportadores, y de todos los portadores impulsados por ATP, como Na + / K + ATPasa y Ca2+

Por lo tanto las mitocondrias son la clave para la fotobiomodulación.

Y dentro de estas mitocondrias las proteínas “Citocromo C oxidasa” pueden absorber la luz roja convirtiendo la energía fotónica en energía biológica ATP.

La citocromo C oxidasa se comporta como un aceptador de fotones «cromóforo» que cataliza la actividad a nivel celular cuando se expone a la luz roja del infrarrojo cercano.

La absorción de colores es diferente dentro de la cadena respiratoria mitocondrial:

El complejo I (NADH deshidrogenasa) absorbe la luz azul y ultravioleta.

El complejo III (citocromo c reductasa) absorbe la luz verde y amarilla.

El complejo IV (citocromo c oxidasa) absorbe la luz roja e infrarroja.

Con la terapia de Fotobiomodulación las mitocondrias cambian a "mitocondrias gigantes" con la activación de varias vías metabólicas y el aumento de la producción de ATP debido a la activación de la cadena respiratoria directamente sobre la Citocromo C oxidasa, que actúa estimulando la vía intracelular NF-kB que son proteínas que ayudan a controlar muchas funciones en la célula, como el crecimiento y la supervivencia al estrés por hipoxia celular y las respuestas inmunitarias e inflamatorias. Además, induce especies de oxígeno reactivo intracelular (Radicales Libres ROS), que también pueden desempeñar un papel en la vía de señalización de NF-kB, y reducir la apoptosis celular y una normalización del potencial de membrana mitocondrial con la normalización del metabolismo tisular debido al aumento significativo de enzimas antioxidantes SOD y GTx.




Efecto de la terapia de luz roja en las células

Uso de longitudes de onda en fotobiomodulación

La terapia con luz roja o fotobiomodulación es la aplicación de longitudes de onda rojas e infrarrojas cercanas a células enfermas, lesionadas o en riesgo de morir.


El objetivo de los fotones de luz son los radicales libres. Estos se juntan de forma inapropiada al receptor de oxígeno en el ciclo de reproducción de energía de la célula, desencadenando una cadena de estrés, generando inflamación, y si no se controla, eventualmente causa daño celular y se considera la causa subyacente de todas las enfermedades.

Este proceso se conoce como estrés oxidativo.


La luz roja emitida aumenta la respiración celular, la inflamación disminuye, la circulación aumenta neutralizando el estrés oxidativo.

Las células son entonces capaces de repararse como están programadas naturalmente, porque el obstáculo de la inflamación y reducción de energía han desaparecido y se han restaurado los componentes básicos de la circulación y la producción de energía.

La absorción de la molécula mN0 por el revestimiento de los vasos sanguíneos cea vasodilatación, aumentando así la circulación.


Terapia con luz roja fotobiomodulación


Se utiliza luz roja e infrarroja cercana emitida mediante leds


Longitudes de onda utilizadas en fotobiomodulación

Existen numerosos estudios clínicos que demuestran el efecto positivo de la terapia luz roja fotobiomodulación. A continuación copiamos un par de ellos publicados en la Biblioteca Nacional de Medicina (Inglés)




Si buscas equipos para realizar este tipo de tratamientos, en el siguiente link encontrarás varios modelos.




Commentaires


bottom of page