top of page

Flotar en un flotarium o tanque de aislamiento sensorial


La terapia consiste en flotar dentro de un tanque de aislamiento sensorial o flotarium. En cuyo interior contienen agua y una elevada cantidad de Sulfato de Magnesio que permite flotar sin necesitad de hacer ningún esfuerzo.


Este artículo informativo (no publicitario) está dirigido a profesionales o futuros usuarios.




Para quienes está indicada la terapia


Cualquier persona que busque relajarse puede disfrutar de la flotación. Aunque está sumamente recomendada para pacientes que buscan relajación física y/o mental con algún fin terapéutico. Especialmente en personas con artritis, reuma, contracturas, dolores y sobre todo en personas con fibromialgia donde es la terapia alternativa por excelencia con muy buenos resultados clínicamente comprobados.


Beneficios transdérmicos


El sulfato de Magnesio tiene las mismas propiedades que la sal que hay en el Mar Muerto, por lo tanto, podemos afirmar tiene los mismos beneficios y propiedades que bañarse allí..

Tanto el sulfato como el magnesio son dos minerales que el cuerpo tiene déficit, ambos penetran por la piel mientras flotamos. A su vez le otorga una textura sedosa al agua y no irrita la piel.


Es de suma importancia utilizar sales

de calidad de grado alimentario las cuales vienen con su certificado de análisis.




Beneficios mentales y físicos


Flotar dentro de un flotarium influye sobre de sistema nervioso central, eliminando del cerebro casi todos los estímulos que tienen que ver con los sentidos, el mantenimiento del equilibrio y nuestra relación con el medio ambiente. Cuando el cerebro el liberado de todas esas tareas que hace automáticamente, el cuerpo y la mente se relajan más rápida y fácilmente.


Hay que tener en cuenta que cada persona vive la experiencia de forma diferente. Hay personas que se relajan más fácilmente que otras, algunas se relajan tanto que se duermen y a otras personas que son más ansiosas y les cuesta más. Lo que sí está garantizado es la relajación física por el efecto de la flotación sobre el sistema nervioso.


Se utiliza una gran cantidad de energía cerebral cada segundo para lidiar con la tensión que la gravedad ejerce sobre el cuerpo, pero flotando ingrávidamente el cuerpo está perfectamente sostenido por un cojín de líquido sedoso a la temperatura de la piel.


Liberado de toda sensación de gravedad, temperatura, tacto, vista y sonido (que juntos representan el 90% de la actividad neuromuscular normal), se conserva y redirige grandes cantidades de energía física y mental natural.


La relajación ultraprofunda de la flotación restablece el equilibrio hormonal y metabólico del cuerpo, fortaleciendo la resistencia y acelerando la recuperación de los efectos del estrés, enfermedad, lesión o ejercicio intenso.


Sin necesidad de enviar comandos, el lado lógico del cerebro se vuelve redundante y su actividad se ralentiza hasta que se sincroniza con el lado creativo. Esto deja al individuo en un estado de ensueño, similar a los pensamientos experimentados justo antes de irse a dormir. En este estado, el cerebro libera grandes cantidades de endorfinas.


Si bien el estado de relajación puede ser profundo y profundo, el cerebro del individuo permanece alerta como un sueño. El cerebro cambia gradualmente de su estado beta de vigilia habitual para generar ondas alfa, theta o incluso deltas profundas, el estado mental que los monjes budistas intentan alcanzar a través de horas de meditación y años de entrenamiento




Antes


Antes que nada el usuario debe saber que las condiciones del agua dentro de un tanque de aislamiento, se mantienen optimas porque la cantidad de sales forman una salmuera que impide el crecimiento de hongos y bacterias, y que además el tanque filtra el agua por completo entre sesiones. En este sistema de filtrado, muy parecido al de las piscinas, la mayoría de los sistemas incorporan una lámpara de radiación ultravioleta purificadora del agua. Los filtros descartables retienen cualquier partícula que pueda haber en el agua. Los departamentos de salud donde esta terapia está regulada exigen también a los centros de flotación agregar durante la noche una pequeña cantidad de agua oxigenada.


Las sesiones de flotación deberían durar no menos de 45 minutos. Si a esto le sumamos el tiempo para ducharse antes y después de flotar, el tiempo reservado para disfrutar no debería ser menor a 80 minutos.

Piense en el hecho de que se está tomando este tiempo para usted y su salud y tómelo por completo. No deje que su experiencia se convierta en otra tarea adicional a encajar su apretada agenda. Una actitud positiva y entusiasta ayudará a cosechar las recompensas y los beneficios.


No hay que afeitarse o pasarse la cera el día de la flotación, las sales disueltas en el agua podrían irritar la piel.


Siempre es mejor hacer una comida ligera antes de flotar que una copiosa. Y si es posible evitar estimulantes como la cafeína o el alcohol.


Quitarse las lentillas, ponerse los tapones para los oídos y darse una ducha rápida. (Si se coloca los tapones para los oídos antes de la ducha, hay menos posibilidades de que se caigan durante la flotación). Cubra cualquier corte y rasguño con una fina capa de vaselina para evitar ardor.



Durante


Hay que tener en cuenta que, durante la primera flotación, como uno está un poco ansioso por la experiencia nueva, se tardan unos 10 o 15 minutos en empezar a relajarse, sobre todo porque el sistema nervioso tiene que adaptarse a la sensación de ingravidez, la cual es muy similar al ambiente intrauterino. El flotar en un flotarium es como el volver al útero materno.


Sentarse y acostarse de forma muy lenta, la dureza del agua provoca que las ondas en ella tarden más tiempo es desaparecer.



Confíe en la solución que le respalda. La solución de sal de Epsom ha sido diseñada especialmente para soportar su peso, así que confíe en ella y, en particular, trate de soltar los músculos de su cuello. El agua le apoyará. Intente derretirse física y mentalmente en la solución de sal tibia, suave y sedosa.


Siempre se puede elegir entre flotar con la luz apagada o encendida. Piense que la luz es muy suave y cerrando lo ojos se puede estar perfectamente en oscuridad.


Mientras flota respire lenta, profunda y rítmicamente y visualizándose en un lugar que normalmente usted asocia con estar relajado.


Estos pods reciben el nombre de cámara de aislamiento, tanque de privación sensorial o cápsula de privación. Además de los explicado anteriormente sobre la desconexión y la luz, también evitan cualquier sonido ambiental para estar en completo silencio. Pero muchos usuarios también eligen escuchar música relajante, esto debería decidirse antes de empezar a flotar.




Después


Incorpórese lentamente y sin prisas. Permítase un tiempo de recuperación. No se apresure a su próxima cita en el momento en que salga del tanque si desea obtener los máximos beneficios.


Dúchese tranquilamente, intente mejorar su sensación de bienestar o relajación usando un champú de aromaterapia.


Puede sentirse emocionado, eufórico o ligeramente desorientado. Tómese un tiempo para explorar sus respuestas, déjelas pasar y equilíbrese. Cada vez que se ponga tenso, concéntrese en la relajación que disfrutó mientras flotaba.


Siempre se recomienda hacer un mínimo de 2 o 3 sesiones ya que los efectos son acumulativos y la experiencia va mejorando con las sesiones.


Bebe mucha agua después para aprovechar al máximo el proceso de desintoxicación.


Y por último reserve su próxima sesión.



140 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


bottom of page